¿ Como saber si tengo mal aliento ?

¿ Como saber si tengo mal aliento ?
Puntúa este post

Normalmente no podemos oler nuestro propio aliento, ya que nuestro cuerpo se acostumbra a este olor por un proceso conocido como aclimatación.

Es frustrante no saber si tenemos buen o mal aliento. Me preocupa como saber si tengo mal aliento ya que puede originar problemas de autoestima, pero no te preocupes, a continuación te proponemos diferentes métodos para saber si tienes o no mal aliento.

como saber si tengo mal aliento

 

¿Cómo saber si me huele el aliento?

 

Estos métodos te darán pistas o te sacarán de dudas por completo de donde viene el mal aliento. No te preocupes, a todo el mundo le huele la boca de una u otra forma. Aunque a veces, por diversas causas, el aliento puede llegar a oler mal, pero en la gran mayoría de veces hay formas de eliminar el mal aliento al instante.

 

Método 1. Dale un lametón a tu mano para “oler tu aliento”.

 

Esta prueba simplemente consiste en lamer tu mano, o tu muñeca. Después espera unos segundos a que se evapore un poco la saliva y a continuación huele la zona donde has chupado. Ese es el olor de tu aliento, para bien o para mal. De todas formas, este método solo detectará el olor de la parte de la lengua con la que has lamido, que será la parte de la punta. Veamos más métodos para ver como huele el resto de la lengua y boca.

 

Método 2. Chupa la cuchara.

 

Con este método, podrás ver a qué huele la parte más interna de tu lengua. Coge, bueno mejor agarra, una cuchara de postre (de tamaño pequeño) y saca la lengua, ahora coloca la cuchara en la parte más interior de tu lengua (cuidado que puedes ocasionarte el vómito), y recorre con la cuchara la lengua hacia la punta, con esto arrastrarás los residuos que provocan el mal olor.

Deja reposar unos segundos la cuchara y a continuación huélela. Este olor es lo más parecido a lo que huelen las demás personas cuando les hablas muy cerca.

como saber si me huele el aliento

Para la mayoría de personas, el mal olor del aliento proviene de esta parte anterior de la lengua, ya que aquí se acumulan las bacterias y residuos que pueden provocar un mal aliento, recuerda esto cuando te laves los dientes.

 

Método 3. Pide el comodín del público.

 

El último método es pedir a alguien que huela tu aliento, obviamente debe ser alguien cercano, al que le puedas echar el aliento y que te diga honestamente si es agradable o desagradable.

Este método es el más fiable (obviamente), y con el que saldrás de dudas al instante. Pero claro, la persona a la que le pides el favor tiene que ser sincera, ya que mucha gente tiene un tabú con este tema. Lo mejor, pídeselo a tu hermano/a pequeño o sobrino/a, los niños son mucho más sinceros que los adultos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *